Es posible que hayas oído hablar de una mujer coreana cuyo periplo para sacarse el carnet de conducir alcanzó la locura dejando atónito a todo el mundo: Se examinó del examen teórico 950 veces hasta poder conseguir el aprobado.

Con un gasto equivalente a unos 5.800€, Cha Sa-soon se presentó a examen todos los días posibles des del abril de 2005, hasta aprobar con la nota mínima exigida por el gobierno coreano.

Lo cierto es que sacarse el permiso de conducir es un momento memorable para muchos de los conductores que, años después aún pueden recordar sus exámenes y las controvertidas preguntas de la DGT.

Aquellos quienes aprobaron al primer intento devienen una especie superior al resto de conductores, que recuerdan sus fallos durante años.

El primer examen

El primer examen de conducir de la historia del que se tiene constancia se llevó a cabo en París el 1893, y era tanto para la circulación de coches como de motocicletas. En España, y según la DGT, los primeros exámenes de conducir tuvieron lugar en 1900, y los llevaba a cabo una persona designada por el Gobernador de la provincia, que eran quienes podían otorgar el permiso de conducir a los ciudadanos. Claro está que estos primeros exámenes respondían alguna normativa: la primera normativa española de circulación. Fué el “Reglamento para el Servicio de Coches Automóviles por las Carreteras del Estado”, que obligaba a matricular los vehículos, además de establecer los límites de velocidad a 28Km/h en carretera y a 15Km/h en ciudad.

Las primeras autoescuelas

Desconocemos cuál fue la primera autoescuela de nuestro territorio, pero lo cierto es que empezaron a aparecer en Madrid y Barcelona a lo largo la primera década del s.XX, como escuelas de chauffeurs, puesto que solo los más adinerados podían permitirse poseer un coche y la obtención del carnet solía tener un objetivo curricular.

Entre las primeras autoescuelas, la del industrial Paco Abadal en Barcelona, la de Ramón Roca en Madrid o la de la misma Hispano-Suiza. Destaca la Autoescuela Barcelona, fundada en 1912 por Martín Barcelona y ubicada en Bilbao.

Obtener el carnet de conducir no es sólo un tramite, es la oportunidad para incorporar en los noveles unos buenos hábitos de seguridad vial. Para otros temas de seguridad, cuenta con CONVI, podemos echarte un cable con nuestras alarmas, la protección contra incendios, los sistemas de control de accesos o sistemas CCTV.

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required fields are marked *

Uso de cookies

Utilizamos cookies solo para hacer un seguimiento de las visitas a nuestra página web, no almacenamos tus datos personales. Navegando por la página das el consentimiento de su uso y de nuestra política de cookies.política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR